martes, 22 de marzo de 2016

SENAME O’Higgins presenta medida de protección por caso de abuso sexualcontra niña de Mostazal

IMG_20160321_105252674
La acción judicial se presentó en el Tribunal de Familia de Rancagua con la finalidad de generar  reparación al daño que sufrió la víctima.

La directora regional del Servicio Nacional de Menores (SENAME) de O’Higgins, Jessika Espina, presentó esta mañana en el Juzgado de Familia una medida de protección por el caso de una niña de 10 años, que fue víctima de abuso por parte de su padrastro en la comuna de San Francisco de Mostazal.
Al respecto, la autoridad regional del SENAME indicó que “manifestamos la condena absoluta a hechos de este tipo, no podemos permitir que los niños y niñas continúen viviendo abusos y maltratos, en ninguna de sus formas”.
Asimismo, añadió que “la protección de la infancia es uno de los ejes que ha sido reforzado en el gobierno de la Presidenta Bachelet, así lo vimos la semana pasada con la creación del Defensor de los Derechos de la Niñez y es por eso que con esta medida nos queremos hacer partícipes de la reparación integral que debe recibir la niña. Hay que generar el resguardo y entregar todo el respaldo que necesite”.
En esa misma línea, realizó un llamado a la comunidad a “denunciar cualquier hecho que demuestre que no se están respetando los derechos de un niño, niña o adolescente, incluido el maltrato infantil, el abuso sexual, la explotación sexual infantil y el abandono”.
Por último, es importante destacar que los números habilitados para denuncias de maltrato infantil son los teléfonos de la PDI 134, el de Carabineros 147, o para orientación el 800 730 800 del SENAME.

miércoles, 17 de febrero de 2016

¿En qué fijarse al contratar al tío del furgón escolar y los cuidadoresde menores de edad?



16 Febrero Existe un registro de personas inhabilitadas para trabajar con menores de edad por haber sido condenados por delitos sexuales. 

Quedan menos de dos semanas para que el próximo 3 de marzo la totalidad de los escolares inicien sus clases, pero antes de empezar con el año escolar los padres y apoderados deben estar atentos no tan sólo a la comprar de uniformes y útiles escolares, sino que en muchos casos deben preocuparse de contratar un conductor de furgón escolar idóneo para llevar a sus hijos al colegio o personas para cuidar a los menores que aún no van a establecimientos educacionales.
Para que los padres y apoderados tengan la precaución necesaria de las personas que estarán encargados todos los días de la época escolar de trasladar y cuidar a los menores de edad, desde el ministerio de Justicia y el Registro Civil hicieron un llamado a revisar un registro de inhabilidades de condenados por delitos sexuales.
“Es importante que ad portas del inicio del año escolar nosotros cuidemos a nuestros niños, niñas y adolescentes y por eso los padres y apoderados deben revisar la página web del Registro Civil el registro de inhabilidades, el que constituye un derecho para todas las personas”, señaló el Ministro (s) de Justicia Ignacio Suárez.
El registro permite saber si una persona ha sido condenada por violación, abuso sexual, actos de connotación sexual y producción de pornografía infantil, sustracción de menores y robo con violencia o intimidación a menores de edad.
Para que los responsables de los menores de edad puedan enterarse de si la persona que están pensando contratar como “tío de furgón” o cuidador del niño, niña o adolescente tiene o no antecedentes como los mencionados, deben ingresar a la página web del Registro Civil y pinchar el banner “Consulta de inhabilidades para trabajar con menores de edad”, donde se desplegará una casilla para completar con información de la persona solicitante como del consultado.
Desde octubre de 2012 se han recibido más de un millón 516 consultas y existen 3.818 sentencias de inhabilidades para trabajar con menores de edad, de las cuales el 99% corresponden a hombres y 33 de ellas (1%) son de mujeres.
El director nacional del Registro Civil, Luis Acevedo, hizo un llamado tanto a los padres y apoderados como a los establecimientos educacionales para asegurarse con quien están los menores de edad.
“El llamado es los establecimientos educacionales y padres y apoderados hagan bien la pega y utilicen las herramientas que entrega le ley para los efectos de poder certificar que las personas que trabajan con menores están habilitadas o no y así cuidar a nuestros niños”, señaló el director del Registro Civil.
Si al revisar el registro el resultado es que la persona está inhabilitada para trabajar con menores se debe denunciar el hecho al Ministerio Público, dado que es una transgresión a la ley, tal como lo señaló el ministro (s) de Justicia.
“Es una causal de despido de las personas que se encuentren en el registro y hacemos un llamado a la fiscalización de los propios establecimientos educacionales y de los padres”, enfatizó el ministro (s) de Justicia.

sábado, 13 de febrero de 2016

Viviente que inspiró ‘Spotlight’ mandó mensaje a víctimas de abusosexual en Chile

Phil Saviano, la víctima de abuso sexual que inspiró la reciente película, mandó a través de su cuenta de Youtube un inspirador mensaje de apoyo a las víctimas de abuso sexual de parte del clérigo en Chile.
Saviano es una pieza clave para la investigación que evidenció los constantes abusos de la Iglesia Católica y cómo los fue tapando. Fue el primero en denunciar abiertamente los abusos sexuales que tanto él como muchos niños sufrieron en Massachusetts, Estados Unidos. 
Su pesadilla empezó la noche en que el cura David Holley lo citó en la iglesia Saint Denis en el pequeño pueblo de Douglas.
Phil Saviano
Phil Saviano
En el video de dos minutos que publicó hace unos días, Saviano de 63 años se dirige expresamente a las víctimas del Caso Karadima James Hamilton, Juan Carlos Cruz, José Andrés Murillo y a la comunidad laica de Osorno (que pide al Vaticano que se retire el obispo Barros por encubridor de abusos sexuales) que continúen la lucha por denunciar hasta el abuso de la Iglesia Católica.
Su caso inspiró la película Spotlightque cuenta con seis nominaciones a los premios Oscar incluido mejor película y mejor director a Tom McCarthy y relata el proceso de investigación que realizó la unidad llamada precisamente Spotlitgh integrado por el editor Walter “Robby” Robinson (Michael Keaton), Sacha Pfeiffer (Rachel McAdams), Matt Carroll (Brian d’Arcy James) y Michael Rezendes (Mark Ruffalo) quienes son liderados por Marty Baron, editor en jefe del Boston Globe interpretado por Liev Schreiber
Phil Saviano trabajó junto al guionista de la película a quien le entregó su testimonio de vida exhibiéndole el daño no sólo físico si no también espiritual, que sacerdotes católicos infringieron en él como en cientos de víctimas. La tenacidad de esta víctima incentivó a los periodistas a indagar en esta historia que sabido por muchos, pero nunca denunciada públicamente.
“Saludos desde Boston, mi nombre es Phil Saviano yo soy la víctima de abuso que ha retratado en película Spotlight. Lo siento no hablo mucho español por lo que voy a hablar en inglés, ¿está bien?. He escuchado por lo que han pasado los sobrevivientes en Chile y quiero alentarlos para que continúen la lucha. Lo que Juan Carlos, James y José Andrés han hecho en Chile es reconocido en todo el mundo. Sin duda lo sabemos en SNAP (Survivors Network of those Abused) apoyamos su lucha por la justicia y sus esfuerzos por proteger a los niños del abuso clerical.
Quiero mandar especiales saludos a la gente de Osorno, tienen un gran desafío por lidiar con el opispo Barros que fue testigo del abuso que sufrió Juan Carlos y otros. Él vio lo que estaba pasando pero no hizo nada para pararlo. Sin embargo, si todos los sobrevivientes trabajamos en conjunto; la verdad y justicia prevalecerá. 
Podemos crear un mundo mejor para los niños para que este tipo de abuso nunca vuelva a pasar. Cuando vean la película Spotlight podrán entender que el trabajo que están haciendo allá en Chile es una continuación de lo que comenzamos acá en Boston hace varios años. 
Espero que encuentren el coraje y la fuerza que necesitan para hablar sobre sus experiencias y romper el silencio sobre el abuso del clérigo. Al final, espero que cada uno de ustedes esté orgulloso de lo que han hecho y tengan una vida feliz.. Saludos y gracias”

jueves, 11 de febrero de 2016

Llamado a denunciar. ABUSOS SEXUALES A NIÑOS Y ADOLESCENTES: PUEDENPASAR HASTA 16 AÑOS EN SILENCIO


- En las últimas semanas han salido a la luz pública abusos sexuales a menores los que en general tardan en ser denunciados por diversas razones, entre ellas la falta de un espacio de confianza para hablarlo. El llamado de Linea Libre es a denunciar “la única forma de parar un abuso, es contándolo”.

- “Linea Libre” es un canal de comunicación 100% confidencial y gratuito donde cualquier niño, niña o joven hasta los 18 años puede llamar para contar cualquier problema, sea grande o pequeño.

Tras los últimos casos de abusos sexuales a menores de edad develados a través de la prensa durante el pasado mes, Linea Libre hizo un llamado a usar su teléfono de ayuda para niños y jóvenes como un canal de confianza para este y cualquier tipo de problema o denuncia.

“Uno de los grandes problemas de los niños y jóvenes a la hora de enfrentar un abuso sexual es, primero, poder entender lo que está sucediendo para luego tener la confianza para expresarlo. Esto proceso conlleva de una fuerte carga emocional, ya que por lo general es un conocido que se encuentra en una posición de poder sobre el niño o la niña. Muchas veces los padres tampoco saben como reaccionar, ni mucho menos identificar los signos de alerta”, explica Soledad Moreno, psicóloga de Línea Libre.

Según cifras de Fiscalía, más de 20 mil víctimas de delitos sexuales fueron ingresadas al sistema en 2015, de las cuales un 70% aproximadamente son menores de 18 años. Por su parte, un estudio del Sename advierte que sólo 1 de cada 8 abusos sexuales a menores de edad son denunciados. Mientras que el Centro de Promoción del Buen trato explica que la gran mayoría son denunciados después de 10 o 15 años de ocurridos, ya en la adultez.

“Las cifras en Chile hacen absolutamente necesaria la existencia de canales o espacios de comunicación de confianza, que sean confidenciales y de acceso universal para que cualquier niño o niña que se encuentre en una situación difícil sepa que no está solo y pueda pedir ayuda. Siempre le decimos a los niños que para parar el abuso es necesario contarlo a alguien que pueda ayudar. Para eso estamos”, agregó Soledad Moreno, psicóloga infantil de Línea Libre.

El canal Línea Libre cuenta con una línea telefónica y un correo electrónico donde el niño, niña o adolescente es atendido de inmediato por un psicólogo que le dará contención, lo escuchará y orientará: “contamos con protocolos para enfrentar este tipo de situaciones, en donde todo lo conversado es 100% confidencial. Se les orienta para la toma de decisiones y manejo de la situación, apoyando el proceso de denuncia asistida junto a un adulto de confianza. De no haber un adulto responsable en el entorno del niño, realizamos una intervención o denuncia siempre con el consentimiento del niño o la niña”, agregó Fe Sánchez, Directora Ejecutiva de Línea Libre.

Todas las niñas, niños y adolescentes pueden comunicarse gratis con“Línea Libre” desde cualquier parte del país al teléfono al 800 116 111, entre las 9:00 am y las 20:00 horas o a través de www.linealibre.cl.

Twitter:@lalinealibre
Facebook: https://www.facebook.com/www.linealibre.cl

viernes, 5 de febrero de 2016

Abuso sexual infantil: triste récord regional

hechos que suceden en nuestro entorno, abriendo paso a la denuncia que permita investigar y sancionar", dice la parlamentaria.
Hace pocos días el Sename publicó el primer informe de abuso sexual en niñas, niños y adolescentes en Chile para el año 2014. Las cifras corresponden al conjunto de datos recogidos por ese servicio dependiente del Ministerio de Justicia, el Ministerio Público, el Ministerio de Salud y las instituciones policiales. 
De acuerdo a las cifras de menores ingresados al programa de salud mental por abuso sexual según región, la región de Los Lagos muestra una tasa de 46,8 casos por cada 100.000 niños, niñas o adolescentes que habitan el territorio y que según las estadísticas poblacionales alcanza a 216.157 menores. Le siguen la región de Aysén con 36,1 y la de O’Higgins con 29,4 casos por cada 100 mil menores. Al final de este cuadro se ubican las regiones de Atacama y de Magallanes con 5,3 y 4,5 casos por cada cien mil menores, respectivamente. 
Por cierto hay datos socioeconómicos de contexto que en parte pudieran explicar -pero nunca justificar- la ocurrencia de estos deleznables hechos. El mismo informe del observatorio dice que a nivel nacional un 7,5% de los niños, niñas y adolescentes viven en la extrema pobreza, porcentaje que a nivel de la región de Los Lagos se eleva hasta un 9,5%, ubicándose en el cuarto lugar nacional. Un 31,9% de los menores de la región pertenece a un pueblo originario y un 1% del total de niños, niñas y adolescentes vive en condiciones de hacinamiento. 
Como indica el informe del Sename un 18,6% de la población entre 4 y 9 años se encuentra fuera del sistema educativo, mientras que sólo un 2,3% de los adolescentes de 14 a 17 años presenta educación básica incompleta. El segmento que presenta enseñanza básica completa, entre los 10 y 17 años, alcanza a un 7,3%. En el caso de Los Lagos, además, los niños que viven en zonas rurales alcanzan un 26,5%. 
Triste primer lugar para nuestra región que, como debe sentirlo la mayoría de sus habitantes, es un ranking que avergüenza. Pero no basta con saberlo e indignarse si no hacemos nada para que eso cambie. Esos niños que han sido víctimas de abuso sexual viven en nuestras comunas, en nuestras poblaciones, en nuestras calles. Van a los mismos colegios que nuestros niños y, tal vez, juegan en las mismas plazas y canchas. Por lo tanto, más allá de las responsabilidades que determine en muchos casos la justicia, existe también una responsabilidad social compartida. 
Por eso, en materia legislativa, es un importante avance que la Comisión de Familia y del Adulto Mayor haya aprobado, en general, por 12 votos a favor, el proyecto de ley que establece un sistema de garantías de los derechos de la niñez, quedando aun pendiente la discusión de las indicaciones y la votación en la Sala. Rezagado, pero no olvidado, pese a los que se oponen a toda actualización de la estructura estatal, está también el proyecto que crea la Subsecretaría de la Niñez, ingresado a trámite a fines de septiembre pasado.
La Unicef, a través de su representante en Chile, Hai Kyung Jun, valoró la aprobación de esta iniciativa legal, considerando que se trata de un pilar fundamental del Sistema de Protección Integral y de todas las medidas que se adopten respecto de la infancia en Chile. Por cierto, ese organismo internacional consideró como muy relevante el anuncio que hizo el Ejecutivo de incluir en las indicaciones al proyecto de ley la figura del Defensor de los Derechos de la Niñez. 
Como ya lo hemos dicho -lamentablemente- tantas veces, seguimos estando en deuda con los niños de Chile, pero especialmente los de la región. Más allá de diferentes factores a ser considerados en el desarrollo de políticas públicas para combatir este flagelo social y cultural que nos golpea con rudeza, emplazándonos a reaccionar y hacer algo, la solución está en no cerrar nuestros ojos y oídos a los hechos que suceden en nuestro entorno, abriendo paso a la denuncia que permita investigar y sancionar a quienes dañan a lo mejor de cada sociedad: los niños, niñas y jóvenes en que descansa, como siempre se dice, el futuro de nuestro país.

sábado, 30 de enero de 2016

En Chile el 75 por ciento de las víctimas de abuso sexual son niños


SANTIAGO DE CHILE.
El 75 por ciento de las víctimas de las casi 24 mil denuncias por abuso sexualque se registraron en Chile fueron menores de edad, según un informe difundido por el Servicio Nacional de Menores (Sename).
El primer informe realizado por el Observatorio de Abuso Sexual Infantil y Adolescente de Chile reveló además que el 21 por ciento de los 43 mil 292 menores que ingresaron a centros del Sename en 2014 correspondió a víctimas de abuso y explotación sexual.


La directora del Sename, Marcela Labraña, señaló que el informe permite "tomar decisiones, hacer acciones preventivas y aplicar programas de reparación y acciones judiciales en conjunto".
Solamente llegan al ministerio público casi 24 mil denuncias de abuso sexual y 18 mil de las víctimas son niños, niñas y adolescentes, "una cifra altísima", sostuvo Labraña.
La responsable agregó que "la mayoría de estos casos "son intramuros y romper esa barrera es un esfuerzo que tenemos que hacer como país".
Según el informe, el 62 por ciento de los menores de edad víctimas de abuso sexual en Chile son abusados al interior de sus hogares, dato que según el documento, "contrasta con la creencia de sentido común que el hogar es el lugar más seguro para la infancia".
El estudio también detalló que las zonas con mayor tasa de abusos contra menores son las regiones de Arica y Parinacota (33.9 por ciento) y Antofagasta (29.1), ambas en el norte del país.
De acuerdo con la información que aportó al estudio el Servicio Médico Legal (SML), la mayor parte de pericias forenses se concentran entre niños y niñas de entre cero y tres años, lo que representa cerca de 593 investigaciones durante el 2014.
El estudio analizó la base de datos y antecedentes sobre abuso sexual infantil del Sename, el SML, el Ministerio Público, Carabineros, la Subsecretaría de Prevención del Delito del Ministerio del Interior de Chile, y el Ministerio de Salud entre enero y diciembre de 2014.

martes, 26 de enero de 2016

Abuso sexual infantil y tarea pendiente 2016


En colaboración con Rodrigo Venegas, académico y psicólogo especialista en prevención y tratamiento del abuso sexual infantil.

En Chile, más del 70% del total de delitos sexuales afecta a niñas, niños y adolescentes menores de 18 años de edad (datos Comisión técnica intersectorial de CONINFANCIA, 2015).
La mayoría de los peritajes sexológicos requeridos por la justicia al Instituto Médico Legal es por delito de violación, y un 81% de dichos exámenes corresponde a niñas y niños menores de 18 años. De las pericias psicológicas (que incluyen tests de “credibilidad”), un 79% corresponde sólo a menores de 14. Un 81,9% de las víctimas debe declarar más de una vez durante un proceso judicial, y muchas pasan hasta por diez instancias de intervenciones, cada una con sus diferentes entrevistas (Unicef-UPD, 2006).
Contar una y otra vez la historia, contrario a lo que podamos creer, está lejos de tener un efecto de descarga o moderación del dolor infligido por el abuso sexual. Como si no bastara el trauma, los niños serán expuestos, a sabiendas y reiteradamente, a evocar los sufrimientos físicos y emocionales asociados al abuso que vivieron. Daño sobre daño: esto es victimización secundaria.
Pensemos el proceso “en cuclillas”, como si fuéramos niños: Instituto Médico legal, comisarías, PDI, tribunales, distan mucho de ser entornos adecuados para la infancia. Para los adultos, cualquier proceso judicial –por robo, divorcio, temas laborales- es una experiencia estresante. Imaginemos lo que viven las víctimas de abuso sexual infantil.

¿Para qué voy a hablar más si nadie me cree?, ¿no entienden que también tengo una vida?, (con paseos de curso o actividades a las cuales los niños no pueden asistir a causa de citaciones del proceso judicial). “Ya no me quiero acordar más de esto”, “no me pregunten más”.  Las voces que no escuchamos.

No sólo sufren los niños (y sus familias): además se atropellan sus derechos. El Estado los vulnera. La demora para legislar, es también una forma de vulneración, de desidia imperdonable.
A los vacíos de protección se suma la obsolescencia de un sistema que, en Chile, no tiene en consideración las características y diversidad de quienes acuden a él (esto, según expertos nacionales e internacionales). Nuestras leyes obligan a la denuncia de delitos sexuales y nadie cuestionaría el imperativo ético de ese acto, pero como padres y madres no podemos eludir la pregunta de  ¿cuánto más daño se agrega al abuso sexual sufrido por una niña o niño, durante su paso por la justicia?
A fin de dar garantías de cuidado ético para los niñxs, prevenir su victimización secundaria, evitar contradicciones y mejorar la obtención de evidencia con utilidad probatoria –en bien de las víctimas, del proceso judicial y de los propios imputados- el gobierno anterior presentó en enero de 2014 un proyecto de ley de “entrevistas videograbadas”. En éste se propone un número muy limitado de interacciones, en lugares especialmente habilitados para los niños, con un protocolo único y consensuado, y profesionales altamente especializados. El proyecto fue modificado por el actual gobierno durante 2014 y en mayo del 2015 comprometió su reformulación y posterior trámite. Desde entonces, muchos niños siguen siendo vulnerados mientras esperan que quienes dicen estar preocupados por ellos, legislen de una buena vez.
Como ciudadanos adultos somos responsables de cuidar y de hacer presentes las necesidades de las niñas y niños. Sabemos que ellos no pueden, no directamente al menos, exigir al gobierno y al congreso que cumplan con esta #tareapendiente. Pero nosotros sí.